Unete al ritmo, ¡Swing Mondragon, no hagas un montón!

Mon, mon, mon, mon… Si durante estos días no eres capaz de sacarte esta melodia de la cabeza, no te preocupes, es llevadero. En nuestra oficina ya se ha convertido en la banda sonora diaria, e incluso hay alguno que ha confesado que la ha estado cantando alguna noche en la cama.

Mon, mon, mon, mon, mon… Verás como para cuando acabes de leer este artículo te ponemos a cantar.

Hace unas semanas en Arteman recibimos un reto muy interesante, preparar un audiovisual que influya en las costumbres de reciclar de los habitantes de Arrasate.

La primera pregunta era obligada, ¿es posible presentar la basura de una forma simpatica?

Con la mirada adecuada, si.

Nuestra respuesta ha sido la de hacer Swing y activar la creatividad. Para ello, hemos reinterpretado el clásico Mr. Sandman, de The Cordettes, creando una letra exclusiva para la ocasión,

Arrasate, a reciclar…

Nuestra elección ha sido la de hacer Swing, aunque para ello hayamos tenido que trastocar la rutina de los habitantes de Arrasate. Si durantes estos días has visto a una chica vestida de Maritxu un miércoles normal de mayo, a los del coro Goikobalu paseando por Monterron con sus elegantes atuendos de concierto, o a cámaras abriendo contenedores de basura, aquí tienes el porqué.

En Arteman hemos comprobado que trabajar al ritmo de Swing Mondragón es más agradable. Nos hemos vestido elegantemente para crear, diseñar, grabar y también para sacar la basura.

Unete al ritmo, ¡Swing Mondragon, no hagas un montón!

Mon, mon, mon mon, mon, mon ,mon, mon, mon, mon, Mondragón!

 

.